Fortalecer contenido nacional, prioritario para el sector

Como parte de la Reforma Energética, la Secretaría de Energía (Sener) estableció el contenido nacional como un concepto que se refiere a la participación de empresas mexicanas en actividades del sector. Particularmente, asignaciones y contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos.

En este entendido, la Ley de Hidrocarburos dicta que las actividades de exploración y extracción en el país a través de contratos, deberá alcanzar un promedio mínimo de 35 por ciento de contenido nacional, del que están excluidas las actividades en aguas profundas y ultraprofundas.

Un componente fundamental es la fórmula para determinarlo, la cual tomará en cuenta en cualquier asignación o contrato: valores en pesos de los bienes utilizados, la mano de obra, los servicios contratados y servicios de capacitación contratados; lo cual se dividirá en la suma del valor de los gastos por la transferencia de tecnología, la suma de los gastos de inversión en infraestructura física local y regional, la suma del valor factura de todos los bienes finales, la suma de los servicios contratados, la suma del valor de la mano de obra y la suma del valor de los servicios de capacitación contratados.

Sí bien los aspectos técnicos son de carácter objetivo, estos implican opiniones y análisis de especialistas o empresarios que, de acuerdo con su experiencia, han señalado diversos desafíos y hasta problemáticas que resulta imperativo atender.

Desde la perspectiva de Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), “México debe reducir el déficit que mantiene con el mundo a través de la producción competitiva de insumos intermedios y bienes de capital que limite las importaciones, y a su vez amplíe las posibilidades de exportación a otros países”, en tanto, para Carlos Morales Gil, director general de PetroBal, se deben incrementar esfuerzos en mejorar la competitividad de las empresas proveedoras de bienes y servicios.

En su opinión, la industria petrolera implica intensiva de capital, largo plazo de ejecución, demanda de bienes y servicios de amplio rango y tecnología de alto valor, por lo cual se deben optimizar los costos de las operaciones, incrementar oportunidad en suministros, soluciones integrales con responsabilidades claramente definidas y seguridad en las operaciones.

Según su expectativa, con ello, por lo menos aumentará el contenido nacional en generación de empleos con las nuevas obligaciones, porque se necesitará más gente para explicar cómo se elaboran estos comprobantes.

En ese sentido, explicó que los operadores requieren un contenido nacional mínimo de 15% en exploración y 17% en extracción petrolera en aguas someras. Asimismo, sostuvo que México debe brindar a los nuevos actores mano de obra, inversión, utilización de materias primas y todo lo que se fabrique nacionalmente; para lo cual se requiere competitividad, innovación, investigación y direccionar el mercado.

Al respecto, Mariano Ruíz, socio de EnergeA comentó que una estrategia exitosa de contenido nacional es incrementar la demanda de bienes y servicios producidos en el país. En primer lugar, dijo, se debe atender la ineficiencia del mercado, promover competitividad y fortalecer eslabones desfasados, así como el desarrollo de clústeres y sinergias con la economía local. “Se debe impulsar el desarrollo tecnológico, fomentar el desarrollo de habilidades técnicas y no imponer elevados costos administrativos adicionales”, añadió.

Subrayó que las compañías que necesitan comprobar el cumplimiento de la base de contenido nacional en actividades como instalaciones complementarias a la infraestructura principal, requieren de hasta 15 millones de datos (desde facturas de proveedores hasta honorarios del personal implicado al mes) para presentarlos a la Secretaría de Economía (SE) en una primera entrega y en cada actualización anual, que además debe revisar y aprobar la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), por lo cual deben flexibilizarse los trámites implicados en comprobar contenido nacional.

Para concluir, Yamel Cado, socia de comercio exterior de Ernst & Young México subrayó la importancia de revisar los procedimientos actuales con respecto a los servicios de los contratistas, así como las condiciones de cumplimiento de contratos celebrados entre petroleras y dichos servicios, y presentar informes más detallados sobre los servicios impartidos. “Se necesita de dar mayor claridad a los procesos y trámites que el nuevo entorno energético demanda desde la perspectiva de los inversionistas y de las autoridades”, puntualizó.

Related Post

thumbnail
hover

GE fomenta el desarrollo de proveedores...

Como parte de su compromiso con México, y con la finalidad de establecer relaciones comerciales de largo plazo que cubran las necesidades d...

thumbnail
hover

CNH aprueba bases de licitación de...

El Órgano de Gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó las bases de la segunda licitación de la Ronda Dos, la cual ...

thumbnail
hover

Invertirá Fieldwood 168 mdd en exploración...

El Órgano de Gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó el plan de exploración y producción a la petrolera Fieldwoo...